Posts etiquetados ‘1999’

En algunas ocasiones, algo tan sencillo y a la vez tan complejo como puede ser una canción nos llega tan dentro que conecta con esa fibra sensible que todos tenemos, aunque nos neguemos a nosotros mismo su existencia. En mi caso particular, esta canción es una de las pocas que han conseguido llegar hasta lo más oscuro de mis entretelas… a lo más hondo de lo que los seres humanos llamamos alma. No tengo todavía muy claro el porqué de la facilidad con la que lo ha conseguido, pero es posible que después de todo, un servidor no sea más que otro ser humano normal y corriente, con mis sensibilidades, mis miedos, y por encima de todas las cosas… con mi propio corazón. Es curioso que esté escribiendo ésto, pero es una de esas ocasiones en las que realmente necesitaba dar rienda suelta a todas esas cosas que pasan por mi cabeza y plasmarlas en algo escrito. Ante todo, quiero dejar claro que me considero una persona normal y que estoy perfectamente contento conmigo mismo… vamos, que no tengo ningún complejo ni transtorno oculto, para vuestra tranquilidad y la de mis allegados. Pero dejémonos de parafernalia y vayamos al grano… La canción a la que me refiero es Uninvited, de la increíble y polifacética artista canadiense Alanis Morissette.

Si me paro a analizar los motivos de por qué esta canción significa lo que significa para mí, es posible que uno de los más destacados sea la atmósfera de misterio que la envuelve, tanto en letra como en la música que la acompaña. Ese órgano Hammond y esa guitarra eléctrica perfectamente conjuntadas para crear una atmósfera de lo más tétrica y pseudo-psicótica me llaman tremendamente la atención, unidos a una interpretación vocal magistral por parte de Alanis, naturalmente… y no sólo vocal, ojo, sino que también se nota que siente lo que está cantando y lo transmite perfectamente a quien lo oye y lo ve. Pero lo curioso es que no todas las versiones de este tema me llaman la atención tanto como ésta extraída del DVD VH1 Storytellers (grabado supuestamente en 1999 pero comercializado en 2005) que aquí os enlazo, y ésta en concreto tiene un algo especial que no sabría definir. Puede que sea la que mejor refleja el sentido de la canción, o por lo menos el que yo pienso que tiene (aunque ya se sabe, con estas cosas no siempre se acierta). Aquí os enlazo el vídeo del susodicho directo de este temazo, espero que os guste:

¿Más comentarios que añadir por mi parte de esta increíble interpretación de Uninvited? La verdad es que poco queda por decir después de escucharlo… Como mucho, simplemente resaltar la manera que la genial Alanis y su banda tienen de imprimirle un enorme carácter a esta canción, que en estudio sonaba un tanto más apagada, más lastimera, y aquí suena en algunos momentos radiante, llena de esperanza, y en otros completamente oscura y desesperanzadora. Llamadme ñoño si quereis, o podeis también llamarme sentimentaloide, o bicho raro… la verdad es que poco me importa y hasta estaría de acuerdo en algunos de esas definiciones, pero la verdad es que esta canción, al menos en esta versión, me llega dentro, y simplemente quería compartirla con vosotros por si al final resulta que no soy el único bicho raro del planeta y hay más personas a las que no les asusta reconocer que tienen su corazoncito, sus miedos, su sensibilidad y el valor suficiente como para reconocer que algo así les ha pasado también a ellos.