El mal de unos pocos por el bien de muchos

Publicado: 28 junio, 2010 en A título personal
Etiquetas:, , , ,

Desde que era un crío siempre me ha gustado escribir relatos cortos. No sé si es porque no tengo paciencia para hacer algo más largo y complejo o porque sencillamente ésto es lo que me gusta escribir, pero la verdad es que cuando acabo uno de ellos y lo leo varias veces, casi siempre me suelo sentir satisfecho del resultado, aunque no siempre guste a quien por un motivo u otro lo acabe leyendo. Pero éso no me impide que siga haciéndolo, casi a escondidas del mundanal ruido y solamente acompañado de una canción concreta, que suena de fondo en mi cabeza, en un contínuo repeat que no cesa hasta que lo acabo y le doy el visto bueno. Normalmente suelo ser bastante selectivo en los temas sobre los que escribo y más aún a la hora de elegir una canción que sirva como telón de fondo para los mismos, pero hay ocasiones en las que de la nada salta una chispa al escuchar una canción con la que no contaba y mi musa se pone manos a la obra, y todo es un no parar hasta acabar. Por desgracia, mi musa es un tanto selectiva también para escoger los momentos en los que se quiere poner detrás de mí y llevarme de la mano.

A estas alturas, supongo que os chocará el título del post, logicamente, y por éso mismo os lo explicaré a continuación. El mal de unos pocos por el bien de muchos es un pequeño relato que escribí hace ya algunos años y que en su día compartí en la primera versión de este blog, y que ahora me parece oportuno rescatar de allí y compartirlo con vosotros para ver que os parece. El tema que suena de fondo en esta historia es un tema del conocido grupo irlandés The Corrs, llamado My Lagan Love, que viene siendo la primera canción de su disco Home, salido a la venta en el año 2005. Os recomiendo que para un mayor efecto a todos los niveles, escucheis la canción en el reproductor que teneis debajo de la imagen mientras leeis el relato. Quizás conecteis más de lo que pensais con mi cabeza y seais capaces de identificar las frases que corresponden a cada pasaje. Espero que os guste.

Desde lo más profundo de un brumoso bosque del interior de Irlanda, se alza una nube que va tomando la forma de una joven. Sus cabellos rizados y pelirrojos evocan un aire de melancolía que recuerda a tiempos pasados. Ella alza una mano y del interior de los árboles y de hasta debajo de las piedras brotan briznas de aire que por arte de magia, se convierten en siluetas de guerreros que combatieron contra los ejércitos ingleses. Todos se reúnen alrededor de la joven, que parece tomar el mando, para decirles que se calmen, que la guerra ha acabado. Ellos han muerto, pero a cambio de su vida, han conseguido otra victoria: la libertad para sus descendientes. Ellos parecen contrariados por el hecho de que aquello contra lo que lucharon y perdieron sus vidas al final haya perdido la batalla, pero ella les insiste en que en realidad la batalla no era para ellos, sinó para que sus bisnietos y tataranietos pudieran vivir sus vidas tranquilos. Un halo de serenidad les invade, pero aún así ellos quieren convencerse por sí mismos de que en la actualidad todo está en orden.

Ella accede y los transporta en un remolino al río Liffey, en Dublín, desde donde salen en filas, como hacían en el ejército de liberación para el que lucharon. Algunas cosas nunca cambiarán… Uno a uno van comprobando maravillados que finalmente, sus descendientes no han sido sometidos bajo el yugo de los ingleses y viven apaciblemente en grandes ciudades que ellos jamás habrían imaginado tener, con una calidad de vida enorme que ellos nunca hubieran tenido. Algunos lloran de emoción y piden a la joven que les enseñe más lugares de esa tierra libre por la que ellos dieron sus vidas luchando en una manifiesta inferioridad numérica y armamentística, y ella les transporta al sur, a Cork, donde comprueban que todo sigue tan tranquilo como era antaño, con niños jugando y riéndose mientras hacen sus pequeñas travesuras en sus vecindarios. Los antiguos soldados, aún armados hasta los dientes, no dan crédito y algunos piden ir a Galway, otros a Limerick, otros a Connemara, otros a Donegal, y así hasta practicamente cubrir el mapa de presencia etérea. En todos lados se respira un ambiente increíble de paz y todos viven apaciblemente, sea en el campo o en la ciudad, y las costumbres apenas han cambiado, por lo que ellos quedan completamente satisfechos de que su muerte no fue en vano. Cuando se reunen de nuevo en el bosque del que fueron traídos, piden un último favor a la joven: que los lleve al río Lagan, el cual estaban defendiendo cuando cayeron presas de la emboscada del enemigo. Ella sonríe y con un chasquido de dedos se encuentran allí. Todos los hombres sonríen y algunos no tienen reparo en zambullirse y nadar en el río. No hay nada más gratificante que un buen baño después de un trabajo bien hecho.

Después de varias horas de desatada diversión en el río Lagan, la joven les advierte de que se les acaba el tiempo, y apenados pero a la vez satisfechos, salen del río y comienzan a ponerse de nuevo sus armaduras y a empuñar sus armas para volver al lugar de donde vienen. Hay miradas cómplices, ilusionadas, incluso a alguno de esos valerosos guerreros, se le escapa alguna lágrima de orgullo, pues muchos han tenido la oportunidad de ver a gente que lleva sus apellidos y todos llevan una vida plena, como la que les hubiera gustado llevar a ellos. Uno a uno van desapareciendo en la niebla, no sin antes agradecer a la joven el enorme favor que les ha hecho enseñándoles su logro, y la joven acaba desapareciendo también entre la niebla, siempre con una sonrisa en su rostro.

El orgullo y la satisfacción no entienden de siglos transcurridos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s